La odisea de buscar estacionamiento.

BARRIO.
Noticias.
Para muchos dejar el auto pasó a convertirse en un calvario de la vida cotidiana. Y no es para menos, cada día casi dos millones de vehículos ingresan a la ciudad de Buenos Aires y no siempre consiguen un lugar de estacionamiento cercano a sus trabajos.
La odisea de buscar estacionamiento.   
Compartir



Promociones
Más+

Destacadas
Más+




5/11/13

Un dolor de cabeza. Por lo menos eso es lo que sienten cada día los miles de conductores que deben buscar un estacionamiento en la ciudad de Buenos Aires. Tradicionalmente el microcentro porteño, ante el gran caudal de vehículos que llegaba en cada jornada laboral, colapsaba en pocas horas por la búsqueda de un lugar para dejar los automóviles. Pero lo que se había convertido en una característica de esa zona, hoy se ha trasladado a los barrios.

Belgrano, Barrio Norte, Palermo, Las Cañitas, Caballito, Villa Urquiza, Villa Devoto y Villa del Parque, entre otros, son algunas de las zonas más complicadas. El aumento en la tarifa de los garajes; el crecimiento del parque automotor; las nuevas construcciones inmobiliarias que no siempre cuentan con estacionamiento para todos los departamentos; la falta de creación de nuevas playas de estacionamiento; los contenedores de basura; y la extensión de las bicisendas son múltiples factores que hacen que dejar el coche en la calle sea una ardua tarea cotidiana.

"En las ciudades del el mundo, en general, va a ser cada vez mas difícil estacionar. Porque hay una cantidad física de lugares y de autos que ingresan en el sistema es muy alta por lo tanto es una realidad que pasa en todas partes del mundo y en Buenos Aires también", destacó a La Prensa Guillermo Dietrich, subsecretario de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires.

Luego agregó que "imaginemos que por una razón hubiera más dinero en la ciudad y los habitantes compraran 10 millones de autos. Va a ser imposible que haya lugar para todos. Por eso en el momento de tener un auto, el tema del estacionamiento tiene que ser incorporado como un criterio más a la hora de comprar. Es decir, dentro de las variables que uno identifica al comprarse un auto, como es qué modelo y cuánto sale mantenerlo, también debe incluirse dónde lo voy a estacionar".

MOVILIDAD

Pese a que el año que viene no se sumarán tantos autos como en el ejemplo de Dietrich, la realidad sobre el crecimiento del parque automotor porteño no deja de preocupar.

Según la subsecretaría de Tránsito y Transporte de la ciudad de Buenos Aires, en la década de la noventa se patentaban 20 mil autos por año en promedio, y para el 2013 se calcula que la suma llegará a más de 150 mil. En tanto, diariamente circulan por la ciudad 1.903.500 vehículos, de los cuales 1.800.000 son autos; 10 mil son colectivos; 37 mil son taxis; 50 mil son camiones; 4 mil son remises; y 2 mil quinientos son charters.

Pero el dato final en la movilidad de todo este parque automotor es que para estacionar en la ciudad sólo existen alrededor de 350 mil espacios. Una diferencia considerable que explicaría la grave situación urbana.

A esto se le suma los costos de mantener una cochera paga en la ciudad. Desde la Cámara de Garajes y Estacionamientos de la República Argentina (Cagesra) indicaron que barrios como Belgrano y Villa Crespo se convirtieron en dos de los más difíciles para encontrar lugar en las calles. El valor de una cochera fija mensual va desde los $ 850 a los 1.800, de acuerdo con el barrio. En Belgrano, Barrio Norte o Palermo pueden pedir hasta $1.400.

HERRAMIENTAS

La falta de nuevos espacios y la cantidad de autos mal estacionados motivó que el Gobierno quiera extender el estacionamiento medido a otras diez mil cuadras. También se busca que quienes vivan en las zonas donde haya parquímetros queden exentos del pago.

Consultado sobre este último punto el subsecretario de transporte porteño explicó que "lo que esta avanzando en la Legislatura, y que todavía no se ha decidido, es un nuevo sistema de estacionamiento medio con más lugares que se tendrá que pagar. Para los que son residentes de las zonas donde se aplique este sistema, mientras vivan en un radio de 500 metros no tendrán que pagarlo. Pero para eso tendrán que registrarse en el sistema demostrando que tienen un auto y que viven en ese lugar", destacó Guillermo Dietrich.

Mientras se espera la aprobación de las medidas, la subsecretaría de Transporte extendió la autorización para estacionar sobre mano izquierda en una veintena de barrios.

VECINOS

En un recorrido por algunos barrios afectados por la falta de espacios para estacionar, La Prensa dialogó con algunos vecinos para conocer su opinión sobre el tema. Hasta hace unos meses el barrio de Puerto Madero era "el estacionamiento gratuito del microcentro", ya que durante los días hábiles miles de autos se estacionaban irregularmente durante la jornada laboral, incluso en las esquinas y sobre las veredas de plazoletas o predios sin construcción.

Sin embargo, la implementación de un sistema de grúas en esa zona cambió de un día al otro la vida de los automovilistas. ""El estacionamiento es caro y para mi dejar el auto en este barrio era una solución. Me parece bien que se controle a quien estaciona mal pero no hay otro lugar con un costo accesible para mí"", se quejó a La Prensa María Dusol, estudiante de comunicación.

En el barrio de Palermo también las grúas pasan continuamente remolcando autos por mal estacionamiento. Osvaldo Suarez es un comerciante que dos veces por semana debe viajar hasta el microcentro para realizar trámites para su empresa. El traslado en su auto forma parte de su viaje por la ciudad. "Si quisiera viajar en transporte público debería tomar una combinación de dos colectivos para llegar hasta acá. Por eso vengo en auto pero es un problema cuando tengo que buscar estacionamiento y he llegado a estar 40 minutos buscando un lugar", explicó a La Prensa el residente de Liniers mientras acababa de dejar estacionado su auto en Aráoz y Nicaragua.

A pocos metros, Lidia Pacheco cerraba la puerta de su vehículo. Al ser consultada por este diario sobre las dificultades de encontrar lugar para estacionar explicó: "Yo vivo a tres cuadras de acá y cada vez es más difícil dejarlo en la calle de mi casa. Antes lo podía hacer sin problemas pero desde hace unos meses está todo muy complicado. Olvidate de dejarlo en un garaje que me quisieron cobrar mil pesos. Yo ese dinero no lo tengo. Celebro si los residentes no tendremos que pagar el parquímetro pero quiero verlo implementado".

El tema de los parquímetros también fue motivo de consulta para Humberto Gutiérrez. "Acá en Recoleta los costos del estacionamiento son carísimos y escaso si lo querés dejar en la calle. Los parquímetros vinieron bien para ordenar un poco porque había algunos que dejaban el auto en cualquier lugar. Aún así son escasos los lugares donde podés estacionar. No sé qué solución se debería buscar pero es un problema que afecta a todos los que tienen un auto", subrayó el abogado.

PARADIGMAS

Vislumbrar una fácil solución para este problema, es una misión que parece imposible. La falta de nuevos espacios y el crecimiento del parque automotor son dos aristas de un problema que continuará existiendo por tiempo indefinido. Los especialistas de transporte coinciden que desalentar el uso de los autos particulares en la ciudad será crucial en los próximos años.

Consultado sobre el tema, Dietrich explicó que "no es una cuestión de descentralizar el microcentro sino de mejorar todos los accesos de la ciudad desde el conurbano con cualquier tipo de transporte. Hay que convertir el microcentro, como lo estamos haciendo, en un lugar para trabajar, donde no se tenga que usar el auto sino que se viaje usando el transporte publico, la bicicleta o caminado". Luego concluyó que "creemos que lo que hay que cambiar acá no es el paradigma de la congestión sino el paradigma de la movilidad. Al conseguir esto todos podrán sentir que es menos necesario usar el auto en la ciudad y que sólo estará para los fines de semana o a la noche".



Más+

NOTICIAS DESTACADAS.
Barrio.

Más+
.